Datos del sector

Juego real según operadores en la Comunidad de Madrid

Mill € (Antes de impuestos)

Distribución de los impuestos y tasas especiales sobre el juego 2018

Mill de €

  • El Sector del Juego está intensamente regulado desde 1977, la oferta de ocio y juego está plenamente integrada en la cultura y la sociedad Española, lleva décadas funcionando sin haber originado ningún conflicto ni siquiera tensión social.
  • Los principales interesados y aliados para tener un juego responsable, legal y escrupulosamente cumplidor, son los propios profesionales que lo forman: empresas, trabajadores, administración, cuerpos de seguridad.
  • El Sector es un importante creador de empleo: Más de 252.000 personas en España, 85.000 de ellos directos. Y a más de 15.000 familias en la Comunidad de Madrid.
  • El Sector aporta 240 millones de euros en impuestos, tasas y cotizaciones a las arcas públicas. En Madrid supone el 0,8% del P.I.B de la Comunidad. Y es un contribuyente de primer orden; sólo en impuestos especiales (tasas) hemos aportado el pasado año 145 millones de euros.
  • El 33,2% de los ingresos brutos de las empresas privadas de juego (casinos, bingos, salones, apuestas y máquinas en hostelería) se destina a impuestos y tasas especiales sobre el juego y los impuestos y cotizaciones sociales comunes para las empresas.
  • La Industria de juego, está compuesta por empresas privadas y públicas o semi-públicas (loterías, rascas, quinielas, boletos, cupones, etc.) y conviene destacar que no existen diferencias en la esencia de una quiniela y una apuestas deportiva, ni entre los Rascas de la ONCE y una máquina de casino.
  • En Madrid hay 991 empresas operadoras de servicios de juego y 95 empresas fabricantes de equipos.
  • El volumen de juego ha descendido tanto a nivel nacional como en la Comunidad de Madrid un 27% desde el año 2007. La falsa sensación de haber aumentado radica en los medios de comunicación con la introducción del juego online (que a pesar de su alta exposición representa escasamente un 10% del volumen del sector).
  • El juego, entendiendo su dimensión y realidad, es una actividad de ocio y entretenimiento más, legal y plenamente regulada, tanto a nivel nacional como europeo, ejercida desde el ámbito de la responsabilidad y libertad individuales. Es el abuso o el mal uso del mismo el que puede llegar a derivar en externalidades negativas.
  • Existe una gran distorsión de la imagen real del Sector, confusión existente entre las distintas modalidades de juego: Juego online, rascas, casinos, loterías, apuestas del estado, deportivas, bingos, cuponazos, gordo Navidad, salas de juego, máquinas, etc., y la consecuente posible creación de alarma social que este hecho podría acarrear.
  • La mayor visibilidad de los establecimientos de juego presencial, en gran medida ocasionada por la publicidad en medios de comunicación de empresas de juego online (ver gráfico estructura del Sector), y por otro lado la presión de determinados grupos políticos respaldados por algunos medios de difusión, ha desencadenado una campaña de opinión en contra de nuestro Sector.
  • El Sector del Juego privado presencial llevamos años solicitando la regulación de la publicidad de las Empresas de Juego online.
  • La creada alarma social de los últimos meses es absolutamente infundada, desproporcionada y fundamentada por el “agit prop”. Ejemplo: Noticia de prensa (Okdiario 13/11/2019) presunto ex-ludópata es realmente responsable de cultura popular de Rebeldía de las juventudes de Podemos en el municipio de La Laguna.
  • La Industria es la primera interesada en que el uso de la oferta de juego por parte de menores de 18 años sea nulo. “Caso Cosmin” Es una realidad constatable que los menores prácticamente no juegan en los salones de juego ni en las salas de apuestas presenciales.
  • En las diferentes inspecciones de control y supervisión realizadas en la Comunidad de Madrid, se constató que en el año 2018 se realizaron 22.810 inspecciones de las que se desprendieron 22 actas por presencia de menores en los locales. Esto supone una tasa de incidencia negativa de 0,12% (ver Anexo VI).
  • En 2019, durante la Operación Arcade, realizada los días 26 y 27 de septiembre pasado, la Policía Nacional realizó 995 inspecciones en España, con unas 450 visitas a los locales de juego en la Comunidad de Madrid, encontrando 4 menores de 18 años (ver Anexo VI). Una incidencia del 0,8%, si bien el sector está del lado de la Administración para que el acceso de menores sea cero, el dato objetivo no arroja motivo alguno de alarma social.
  • En los primeros meses de 2020, entre el 18 de febrero y el 10 de marzo, los servicios de la Comunidad de Madrid inspeccionaron 204 locales de juego, revisando la documentación de 843 clientes, sin que apareciera ningún menor ni ninguna persona voluntariamente excluida.
  • Como demuestran los datos, ningún miembro de la Industria quiere que ni personas auto excluidas ni menores hagan uso de su oferta de juego, y es el primer interesado en colaborar en el más riguroso cumplimiento. La industria actual es parte esencial de la solución, no del problema.
  • Otro de los “mantras” que se han venido utilizando es que los establecimientos de juego fomentan la aparición de ludopatías. Nada más lejos de la realidad. Ni los coches se fabrican para provocar accidentes, ni las fábricas de cuchillos quieren favorecer los asesinatos, ni los móviles se hacen para crear adictos a la tecnología, ni la comida rápida se cocina para generar muertes por colesterol.
  • Es el mal uso o abuso de las cosas, en este caso de la oferta de ocio, el que puede llegar a derivar en juego problemático o ludopatía. El sector comprende y está en disposición de colaborar con la reducción al máximo posible de sus externalidades negativas.
  • Jugar no es sinónimo de adicción. EL JUEGO ES UNA ACTIVIDAD LÚDICA QUE, POR SÍ MISMA, NO CREA ADICCIÓN.
  • Según se recoge en el estudio titulado “El Juego Problemático y Trastorno de Juego en España y la Comunidad de Madrid 2019” (Ver Anexo) elaborado por el profesor de la Universidad Carlos III, D. José Antonio Gómez Yáñez, “el 0,25% de la población entre 18 y 75 años se puede incluir en el nivel de juego problemático en el conjunto de España.
  • El 99,7% de la población juega con responsabilidad. El juego no es un problema de salud pública pero se ha repetido tantas veces lo contrario que mucha gente ya lo ha interiorizado como verdadero.
  • La población en tratamiento por trastorno de juego en España equivale al 0,3% de la comprendida entre 18 y 75 años. En la Comunidad de Madrid había, en 2018, 92 personas inscritas en un Programa sobre Trastorno de Juego (obviamente su peso en la población total es infinitesimal), lo que representa un 0,48% sobre la población en tratamiento del total de adicciones (Ministerio de Sanidad a partir de datos de la Comunidad de Madrid).
  • España lidera junto con Noruega el ranking de los países de Europa con menor juego problemático, y es uno de los cinco países del mundo con menor tasa (0,3%), al mismo nivel que Suecia, y por debajo de Alemania. (Gómez Yáñez, J.A. (2017): La transformación el juego problemático en España, Revista Española de Sociología, 26, 219-252.) No existe con los datos en la mano un problema de salud pública con el uso del juego privado presencial. Si bien el Sector está volcado de forma clara y contundente a que este porcentaje sea inexistente o al menos tienda a ello.
Fuente: “Joc Privat” Revista Profesional de la Industria del Juego en España.